Conoce a uno de los jugadores de póker más famosos: Andrew Beal

Block of Flats and Houses

De vender televisions rotas a ser multimillonario

Hoy en día, la mayoría de la gente lo conoce como Andy Beal, el jugador de póker, pero su vida como emprendedor y hombre de negocios comenzó en la escuela secundaria. Sus habilidades de venta se manifestaron cuando era un adolescente que reparaba televisores viejos y los revendía. Andrew Beal partió de este punto para convertirse en uno de los jugadores de póker más grandes de su tiempo, famoso por sus pérdidas y ganancias de millones de dólares. Siempre tuvo las agallas y el coraje de tomar decisiones importantes y de alto riesgo para ganar algo de dinero.

Andrew Beal era solo un adolescente cuando comenzó su primer emprendimiento comercial. Reparar y vender televisores viejos le enseñó cómo tratar con los clientes y le dio los conocimientos para su próxima idea lucrativa. A los 19 años empezó a estudiar matemáticas en la Universidad Estatal de Michigan y al mismo tiempo comenzó a administrar propiedades de alquiler y servicios de mudanzas. La primera inversión significativa de Andrew Beal fue una casa que compró en Lansing por 6.500 $ y que alquiló por 119 $ mensuales. Este fue el comienzo de su verdadera prosperidad y riqueza y su marca registrada: comprar, renovar y revender propiedades antiguas.

En la década entre 1980 y 1990, acumuló con éxito varios millones gracias a la venta de propiedades. En 1976 ganó una subasta federal de edificios y compró un bloque de apartamentos en Waco por solo 217.500 $. Decimos “solo” porque en 1979 lo vendió por más de un millón de dólares. Otro negocio memorable de Andy Beal es el horrible edificio Brick Towers ubicado en Newark, Nueva Jersey. La venta de la casa se cerró por solo 25.000 $. Después de una renovación y reparaciones exhaustivas, Andrew la vendió ¡por 3.2 millones de dólares! Más tarde, se haría famoso como jugador de póker de altas apuestas, pero todavía se ocupaba de propiedades, sobre todo de las grandes.

Block of Flats and Houses

Beal Bank USA, el banco de Andrew Beal

Como dijimos, al principio era un hábil emprendedor con fuerte voluntad y buen presentimiento. Después de acumular varios millones de proyectos de vivienda, decidió invertir y abrir un banco. El primer Beal Bank que Andrew fundó fue en Dallas en 1988 y 16 años después, en 2004, abrió el segundo en Las Vegas. En 2019, gracias a sus dos Beal Bank, Andrew tenía activos totales combinados de más de 7,2 mil millones de dólares, con más de 37 sucursales diferentes en todo EE. UU.

Además de los bancos, Andrew Beal es propietario de varios negocios más relacionados con las finanzas, todos con sede en Dallas y asociados con un tipo diferente de financiación, préstamos y servicios bancarios en general. Si quiere, puede investigarlos en profundidad:

CSG Investments Inc

Loan Acquisition Corporatio

CLG Hedge Fund, LLC

Side Inversiones y aficiones

En esta sección, descubrirá que Andrew es una persona con muchos intereses y pasiones, un gran corazón y una personalidad generosa. Andrew Beal es conocido por su amabilidad y filantropía y las muchas buenas obras que ha realizado a lo largo de su vida dinámica y llena de sorpresas. Ha estado interesado en la ciencia y la ingeniería toda su vida y también es un matemático aficionado apasionado. Gracias a las ganancias que obtiene con los dos Beal Bank, Andrew patrocina la Universidad Metodista del Sur y la Universidad de Nevada y dona más de 1 millón de dólares para los premios de sus exhibiciones de ciencia e ingeniería. Otros actos admirables de Andrew Beal han sido la donación de otro millón de dólares al Museo Perot de Naturaleza y Ciencia en Dallas en 2012 y la donación de más de 200 computadoras al Distrito Escolar Independiente de Dallas. Aunque como puede verse Andy Beal es un hombre de ciencias, su verdadera pasión son las matemáticas.

Andy es un matemático autodidacta y en 1993 presentó públicamente una nueva hipótesis que implica como corolario el último teorema de Fermat. La teoría de Andy se conoce como la Conjetura de Beal. Andrew fijó un premio de 1 millón de lólares para la persona capaz de probar o refutar su teoría. Si quiere probar suerte aún puede hacerlo porque a la fecha este premio sigue esperando a que un genio se lo lleve.

Andrew se esfuerza por dar lo más posible a la sociedad. Esto es un buen ejemplo de cómo está impulsando el progreso por su cuenta. Uno de sus proyectos paralelos fue una empresa aeroespacial que ensamblaba y construía cohetes con la idea de colocar más satélites de comunicación en la órbita de la Tierra. Esta empresa estaba ubicada en Frisco, Texas, en una enorme instalación con más de 200 empleados. Su objetivo principal era construir un cohete de 60 metros de altura propulsado por peróxido de hidrógeno y queroseno, lo cual no es una tarea fácil. Desafortunadamente para Andrew, la compañía cerró en 2000 porque no pudo superar a su principal competidor: la NASA.

Millions Stashed Away

Juegos de póker de Andrew: victorias y derrotas

Andy Beal era un jugador de póker aficionado en sus años universitarios, lo que le ayudó a recaudar algunos fondos para sus proyectos comerciales. Posteriormente, en 2001 visitó Las Vegas y se unió a la mesa de varios profesionales, ganando alrededor de 100.000 $. A partir de ese momento, comenzó a probar sus habilidades contra algunos de los mejores jugadores del mundo del póker en ese momento. En 2001, Beal se enfrentó al famoso grupo de profesionales llamado La Corporación (‘The Corporation’). Entre los miembros del grupo se encuentran Jen Harman, los hermanos Brunson, Chip Reese, Ted Forrest, Chau Giang y el legendario Phil Ivey. Toda la ‘guerra’ entre La Corporación y Andrew Beal se narra en la famosa novela ’El profesor, el banqero y el rey suicida’ escrita por Michael Craig.

Pero continuemos con la historia… Después de conocer La Corporación, se unió con éxito a las mesas de alto riesgo que establecían límites de entre 10.000 y 20.000 $ y que luego aumentaron hasta alcanzar los 100.000 y 200.000 $. La mayor de sus victorias contra el fantástico equipo de jugadores profesionales de póker y una de las manos más grandes en la historia del póker se cifra en 11,7 millones de dólares. Desafortunadamente para él, poco después, perdió más de 16 millones dólares contra La Corporación y prometió que nunca más volvería a jugar contra ellos.

Por supuesto, como persona apasionada y gran entusiasta de los juegos de azar, volvió en 2006 para recuperar su dinero. ¡Y lo hizo! Andrew Beal les demostró que todo es posible y por segunda vez venció a algunos de los mejores jugadores del país ganando 13,6 millones de dólares. Los integrantes de La Corporación reunieron más de dinero y cuando Andy llegó una semana después, dejaron a Phil Ivey para que jugara con él. Y sí… tuvo una de las mayores pérdidas en la historia del póker, Andy Beal perdió 16,6 millones ese día.

Suponemos que ese fue el momento en que la suerte de Andy Beal con el póker se esfumó porque, desde entonces, ha estado perdiendo más dinero que ganándolo. Hasta la fecha, todavía se mantiene alejado de La Corporación y sus juegos de alto riesgo. Pero como sabemos, ha participado en juegos clandestinos de póker y otros torneos y concursos más pequeños en los que ha perdido más de 50 millones de dólares. Algunas personas dicen que las pérdidas de su vida en el póker se acercan a los 100 millones de dólares. Hoy en día, Andrew Beal sigue siendo un jugador de póker que puede ver o conocer en Las Vegas, pero solo cuando tiene algún negocio allí. Incluso si lo ve allí, no estará entre los jugadores profesionales.